Halago, el que le hace la plata a la piedra como muestra de afecto y admiración hacia ella.